PASTOR DE PRISIONEROS Al haber sido encarcelado por ser considerado una amenaza para el estado, el pastor Kashkumbaev tenía razones para sentirse desanimado. Pero una pregunta puntual de un hermano cristiano cambió su perspectiva, lo cual desembocó en una poderosa obra de Dios en una prisión de Kazajistán. «Purgarás diez años difíciles», le dijo solemnemente el investigador. El anciano pastor tendría casi ochenta años al terminar su sentencia, y parte de ella, según supo, la pasaría en un pabellón psiquiátrico. El pastor Bakhytzhan Kashkumbaev sabía que los presos del pabellón psiquiátrico eran drogados rutinariamente, lo que hacía que perdieran la capacidad de siquiera pensar o moverse. Lo drogarían hasta el punto de perder la razón. Su corazón se hundió. Aunque no tenía miedo de morir, no quería que sus siete nietos lo vieran en esa condición. La muerte no lo asustaba, pero perder la razón sí. EL «CRIMEN» En mayo de 2013, el pastor Kashkumbaev fue arrestado después de ser acusado de dañar la salud de un miembro de la congregación Iglesia de Gracia, la cual está legalmente registrada en Kazajistán. Las autoridades formularon cinco cargos contra el pastor, entre ellos el de incitación al odio religioso. Aunque el miembro de la

Leer más
Categorías: Historia